" YO, YO DESEARÍA QUE PUDIERAS NADAR COMO LOS DELFINES, COMO NADAN LOS DELFINES. AUNQUE NADA, NADA NOS MANTENDRÁ JUNTOS, PODEMOS DERROTARLES PARA SIEMPRE. PODEMOS SER HÉROES SOLO POR UN DÍA. ( HEROES ) David Bowie

15 may. 2011

LA DECISIÓN DE INGRID




Ingrid Bergman, hay reseñas de ella a cientos, pero lo que no sé si sabeis, es que cuando la actriz
se encontraba tan enferma del cáncer de mama que padecía, los oncólogos del hóspital de Londres
donde vivía, le dieron la oportunidad de quiza vivir algo más, pero para esto, tendría que amputarsele
el brazo, donde el tumor se había extendido; La Bergman prefirió que la enfermedad siguierá su curso
antes de vivir amputada. Esta noticia la escuche en el canal de História y Biografías, me dejó bastante
impresionada y ahora quería compartirla con todos vosotros.

" Para ser feliz, son necesarias dos cosas, buena salud y mala memoría " (Ingrid Bergman )



Nació en Estocolmo (Suecia) el 29 de agosto de 1915. Desde muy pequeña, Ingrid supo lo que era el dolor. A los tres años murió su madre y cuando tenía 13 desapareció su padre, con quien había desarrollado una intensa y afectiva relación. De hecho, como su progenitor era un apasionado del arte y el cine, Ingrid, supo desde muy pequeña cuál era su futuro: transformarse en actriz.


Después de esta tragedia, Ingrid fue acogida por sus tíos Otto y Hulda quienes respetaron su decisión de ser actriz y la apoyaron para que ingresara en la Real Escuela Dramática de Estocolmo. Me convertí en una persona dichosa, abierta y distendida, porque hacía exactamente lo que deseaba y me resultaba facilísimo, dijo en esa ocasión. Con sólo 19 años, Ingrid interpretó su primer papel cinematográfico en una película sueca. Los productores quedaron tan encantados, que le ofrecieron un contrato muy ventajoso si abandonaba la Escuela y se dedicaba en exclusiva al cine. A pesar de todas las oposiciones, la Bergman optó por el cine a tiempo completo. En 1937 el amor llegó a su vida. Su primer marido fue el dentista Petter Lindstrom que la acompañó a Berlín, donde tenía contrato para participar en tres películas. Sólo llegó a rodar una, ya que tuvo que abandonar el país y viajar a América (EE.UU.) por culpa del nazismo. De esta unión nació su primera hija, Pía. La consagración de su carrera y el lanzamiento definitivo al superestrellato, fue en 1942 cuando apareció en Casablanca, un film dirigido por Michael Curtiz. Esa obra maestra del romanticismo, estuvo llena de secuencias y frases inolvidables entre ella y Humphrey Bogart (su compañero de reparto) que hasta hoy se recuerdan. El año siguiente participó en Por quién doblan las campanas, dirigida por Sam Wood y teniendo como protagonista masculino a Gary Cooper. Por su actuación, Ingrid logró su primera nominación al Oscar, estatuilla que ganaría un año después por Luz que agoniza (1944). Este sería el primero de los tres que consiguió durante toda su carrera. La Bergman también tuvo como director al afamado Alfred Hitchcock. Con él filmó Recuerda y Encadenados. Fue sólo en el año 1948 cuando Ingrid cumplió su ilusión de interpretar a Juana de Arco, una figura que para ella representaba un icono fundamental en su vida. De hecho, la interpretaría en dos ocasiones más. A finales de los años cuarenta, Ingrid Bergman era la actriz europea más popular de Hollywood. Quizás menos mítica que sus rivales más inmediatas, la Garbo y Marlene Dietrich, pero su gusto por la composición, su contacto continuo con el teatro le permitieron obtener una considerable independencia y éxito en el mundo del espectáculo.



EL PERÍODO ROSSELLIN
Cuando su carrera se encontraba en un punto álgido, a pesar de que algunas películas no funcionaron tan bien como ella desearía, un tremendo escándalo casi destroza toda su vida profesional. Ingrid era una ferviente admiradora del realismo italiano, y acepta de inmediato la propuesta del director Roberto Rossellini para participar en una película en Italia. La relación de inmediato dejó de ser profesional para transformarse en un apasionado romance, hecho que escandalizó a los Estados Unidos, porque ella no sólo estaba casada (con Petter Lindstrom) y tenía una hija, sino que la consideraban una figura emblemática dentro del mundo de Hollywood. Los periódicos incluso la llamaron adúltera. Hollywood no le perdonó que abandonara a su marido e hija y promovió un boicot que duró tres años (desde 1951 hasta 1954). Durante ese período, Ingrid no pudo volver a EE.UU. El divorcio se materializó en 1950, año en que se casó con Rossellini embarazada de su hijo Robertino. Después vendrían sus otras dos hijas: las gemelas Isotta e Isabella (la que posteriormente sería actriz y modelo). De esta forma, se inicia un período rosselliano, a ratos obsesivo y decepcionante, que duró 6 películas. En todo este tiempo, Rossellini no le dejaba trabajar con otro director. Esta época no se caracterizó por el éxito, hubo problemas económicos y la relación se deterioró cada vez más. Fue el director Jean Renoir quien, en 1957, rompió esta situación al pedirle a la Bergman que participara en la película Elena y Ilos Hombres.




Poco tiempo después, Ingrid retornó al mundo de Hollywood para protagonizar Anastasia (1956) junto a Yul Brynner; film con el que consiguió su segundo Oscar. Su retorno a los Estados Unidos contó con el apoyo de varias personalidades, como Hemingway quien había promovido campañas en su favor. Después de este hecho, la separación de la actriz con Rossellini fue inminente. La actriz se quedó con los tres hijos que habían tenido, a condición de que no entrasen en los EE.UU. hasta que fuesen mayores de edad y de que Ingrid no se casase de nuevo.



SU AMOR POR EL TEATRO
A pesar de esto, Ingrid Bergman volvió a casarse en 1958 con el empresario sueco Lars Schmidt. Durante la década de los 50 y en los 60, siguió haciendo películas, pero la verdad es que no tuvieron mucho éxito ni calidad. En realidad, durante esa época su corazón y energías se quedaron en el teatro, donde realizó G.B.Shaw y Cocteau, entre otros. Un tumor al pecho cambió radicalmente la vida de esta famosa actriz. Fue operada y sometida a tratamiento de radiaciones. Se acababa también, de mutuo acuerdo, su relación sentimental. Sin embargo, tanto su fracaso matrimonial como su enfermedad, no le impidieron que, una vez recuperada de su salud, vuelva a las pantallas con nuevos desafíos que enfrentar. Fue así como con la película Asesinato en el Orient Express (1974) de Sidney Lumet, Ingrid consiguió su tercer Oscar, esta vez a la mejor actriz secundaria. Su última aparición en la pantalla grande, vino en la única colaboración entre los dos Bergman más famosos de toda Suecia, Ingrid y el soberbio director Ingmar, con " SonatA DE OTOÑO " (1978), film por el que obtuvo también una nominación a la estatuilla dorada. Unos meses más tarde, le diagnostican otro tumor y se ve obligada a internarse. Curiosamente, una de las mejores intérpretes de toda la historia falleció de cáncer el mismo día y mes de su nacimiento, el 29 de agosto de 1982 en Londres. Cumplía 67 años. Más tarde, sus cenizas fueron arrojadas por sus hijos a las frías aguas del mar sueco, para su reposo eterno.






DEDICADO A MI PADRE, PARA ÉL, INGRID, FUE LA MÁS GUAPA Y DULCE.





38 comentarios:

Mario dijo...

Estupenda actriz y como ya he dicho antes muy bella, es de las que más me gustan del cine clásico americano, quiero verla en "Luz que agoniza", "sonata de otoño" y en "Anastasia" que he leído críticas alentadoras. No sabía lo de su posible amputación, fue una elección dura, prefirió morir, y eso es raro porque uno siempre se aferra a la vida. Un abrazo.

Mario.

calamarin dijo...

" Para ser feliz, son necesarias dos cosas, buena salud y mala memoría "
Hace tiempo yo también hice un post, con esta frase, que me parece de una inteligencia tremenda. Que grande, que guapa, que maravillosa actriz, que valiente...

Susan Lenox dijo...

MARÍO

Era la típica belleza lozana y saludable, de rostro carnoso, labios llenos y mirada dulce, a parte de excelente actriz ganadora de 3 Oscars de La Académia, también sufrió lo suyo. Un abrazo

troyana dijo...

Estupenda crónica,la que nos dejas Susan lenox.
Gran actriz,con un extraordinario talento.No sabía lo del cancer,no sé qué decidiría personalmente si me encontrara en esa tesitura.
Lo cierto es que su vida estuvo llena de turbulencias,pero da la sensación de que siempre siguió los dictados de su corazón.
Un abrazo

Susan Lenox dijo...

CALAMARIN
Ingrid fue muy hermosa, gran actriz y muy valiente, también sufrió lo suyo Cal.

TROYANA

Cierto parece ser que así fue, las fuentes del Canal de Historia me parecen fidedignas, esperemos que
nunca tengamos que encontrarnos, en esa tesitura.

Dickson dijo...

Gracias por dedicarle esta entrada a una de mis debilidades y mostrarnos algunas imágenes que, al menos yo, ni siquiera conocía. Saludos.

Susan Lenox dijo...

DICKSON

De nada es un placer, compartes la misma debilidad que mi padre.
Saludos.

Serch dijo...

Muchas gracias por recordar a Ingrid. Se me han puesto los pelos de punta al leer sobre ella, porque Ingrid me encanta y le tengo mucho cariño. Además, no conocía ciertas cosas de su vida, como lo de cáncer, lo del brazo...

A mi me encantan sus películas con Hitchcock, y su época con Rossellini; cómo olvidar Stromboli, o su alma en pena en Europa 51!

En fin... otra de las grandes, la Bergman.

Por cierto, me encantaría saber más acerca de su disputa en los medios con Anna Magnani. Ví en un documental que los medios en Italia estaban cada día sacando titulares sobre ellas dos, con dimes y diretes! Rossellini dejó a la Magnani por Ingrid! Y estalló el VOLCÁN!

Ai... estas chicas!

Por cierto, ¿Alguna biografía que valga al pena de Ingrid Bergman? Editada en España, claro.

Gracias, Y feliz semana Sra Lenox!

Susan Lenox dijo...

SERCH

Es todo un placer postear a esta gran actriz, me informo sobre lo que me preguntas y te lo cuento con pelos y señales, sobre la biografía también, supongo que D.S
tendrá alguna, pero no lo sé.
Lo se Sra. Lenox, que formalidad
my darling, jajaja,
Que tengas buena semana tu también.

Lala dijo...

Hola guapa! Gran post sobre esta bella y frágil mujer. Una vida llena de contratiempos y una cara que siempre mostraba un rostro dulce aunque siempre la he visto con una mirada algo tristona, la verdad. Has puesto unas fotos muy bellas de ella.

Un besote

raúl dijo...

no sé si la más, pero guapa era un rato, desde luego. desconocía el episodio de la amputación. está claro que era una mujer fuerte, con carácter. interesante aproximación al personaje, como siempre. me gustó. voy a pasarme por ese otro blog.

Susan Lenox dijo...

LALA

Pues sí Lala, la mujer pasó lo suyo, quizá por eso a veces tenía ese aire triste que tu comentas, fue muy valiente y una gran acriz.
Besote.

RAÚL

Era muy guapa, pero para mi no la más guapa; los rostros más bellos
desde mi punto de vista son por orden; Greta Garbo, Vivien Leigh y
Kaherine Hepburp.
Lo de la amputación es muy fuerte.
Un abrazo.

deWitt dijo...

" Para ser feliz, son necesarias dos cosas, buena salud y mala memoria" Creo que es un gran resumen para definir una personalidad como la de Bergman.

Desconocía el terrible episodio sobre la amputación del brazo, caramba!!! Dura decisión!! Aunque vista su actitud cuando en EEUU poco más que la queman en la hoguera creo que fue una mujer firme en sus decisiones y con mucho coraje.

Enhorabuena por tu entrada y gracias por acercarnos a Ingrid!

Biquiños

Susan Lenox dijo...

DE WITT

A veces sabemos poco, de la vida privada de los áctores.
La frase es acertadísima y de una verdad, como un templo, yo añadiría
también ser un poco simple.

besitos.

Javi dijo...

Una de las más grandes; muchas de sus pelis me gustan bastante, ahí están Casablanca, Encadenados o algunas de Rossellini como Europa 1951. No sabía que hubiese hecho una con Jean Renoir.
Comentar además que esta gran mujer debía ser liberal, demócrata y amante de la libertad; no por cualquier cosa hizo en plena segunda guerra mundial dos pelis como Casablanca y Por quién doblan las campanas, ambas en contra de los fascismos.
Otro dato que desconocía es que hiciera una peli en Alemania en plena ascensión imparable del nazismo...después huyó como pudo, como es normal.
Un saludo, Susan. Excelente entrada.

Stardust dijo...

Susan, nos has dejado a todos cuanto menos pensativos con lo de la amputación del brazo. A mi, al igual que a Troyana, lo primero que me ha venido a la mente es que hacer en un caso así (probablemente accederia a que me lo cortasen porque aunque es una putada, no lo veo como algo imprescindible para tener calidad de vida).
Por otra parte, Ingrid me encanta, sobre todo en Recuerda y en Casablanca. No sé explicarlo, por un lado no es que sea espectacular como otras, pero tiene un aire "inalcanzable" y eso lo hace más platónico.
Es la esposa perfecta para la pantalla.
Un abrazo,

Susan Lenox dijo...

STARDUST

Como ya he comententado, el tumor de Ingrid, primeramente se la extendió al brazo, par que no hubierá posibles y metástasis en organos vitáles, como los pulmones y el cerébro, la solución era amputarle el brazo... Ingrid se decidió por no hacerlo, y la cruel
enfermedad siguió su curso.
Ella poseía un aire alejado y meláncolico, que encajaba en la esposa perfecta.
Un beso.

Susan Lenox dijo...

JAVi

Mis películas preferidas de Ingid
son ENCADENADOS, SOSPECHA las dos de HICH, también algunas de Rosellini, y por supuesto POR QUIEN DOBLAN LAS CÁMPANAS, junto a
mi adorado Cooper, fue una gran actriz y una mujer muy valiente.
Petons.

Bargalloneta dijo...

No tengo palabras!!!
(ya sabes que es mi actriz preferida!!)
Este verano pasado estuvo delante de su tumba en el panteon familiar de los Bergman en Estocolmo.... impactante

Susan Lenox dijo...

BARGALLONETA

También lo es de mi padre.
Por lo que veo, has estado en las tumbas de Garbo y de Ingrid... Estocolmo, es un país que no conozco, pero está dentro de mis planes ir.

Isabel dijo...

Era una actriz impresionante, todo parecía fácil para ella, siempre perfecta, comedida, me encantan sus películas en Hollywood y las que hizo en Italia. Cary Grant, un buen amigo de la Bergman, fue uno de los que más ferviente campaña hicieron por la actriz cuando esta fue vilipendiada en Hollywood.
Preciosa entrada para esta gran actriz y mujer
Un beso
Isabelnotebook

Susan Lenox dijo...

ISABEL

Sé que Gary Grant, hizo todo lo que estuvo en sus manos, por defender a su compañera de trabajo
me parece encomiable por parte de él, sabiendo lo que se jugaba.
Otro beso.

Jimmy dijo...

Ingrid Bergman, una de las millors
actrices del mon del cinema, despres de Bette Davis y Khaterine
Hepburn, per al meu gust, la trobo
una mica sosa; no obstant això reconeix el seu talent. La seva malaltia, molt trist.

petons

Patri dijo...

Escalofriante el episodio de la que hubiera sido la amputación más sonada de las divas del cine!!! buen pedazo informativo y fotográfico. Ingrid lo bordó hasta cuando ya no irradiaba la belleza de su juventud - ej: Asesinato en el Orient Express!
Saluditos Susan, Patri

Serch dijo...

Muchas gracias Susan por la información.

Esperaré ansioso a tu entrada de la MAGNANI!!

Lo de Sra. Lenox me salió del alma. jajajaja Iba a poner Miss Lenox, pero entonces recordé que por alguna parte he leído que estás casada. Entonces, de señorita nada.

Por cierto, estoy ansioso por ver Sonata de otoño.

Y me gustaría tener un padre como el tuyo. Me pasaría horas y horas hablando de cine con él...

Petonets

Susan Lenox dijo...

JIMMY

Ya se que no es tu preferida, sólo quería hacer remarcar, por lo que tuvo que pasar esta mujer, no todo
fueron flores y violas.
Un peto, nos vemos.

PATRI

la verdad es que entiendo su decisión, de no dejarse amputar el
brazo...para una mujer, de su belleza y con su profesión, hbierá sido horrible. Ya en SONATA DE oTOÑO Y en GOLDA, Ingrid lo bordó
se encontraba muy enferma y no tiró la toalla.
Saludos patri.

Susan Lenox dijo...

SERCH

Ha sido todo un placer...hablar de cine y lteratura es la conversación mejor que se puede tener. Estoy casada Serch, por lo tanto es Sra.Lenox, tienes razón.
Con mi padre te encantaría hablar
de muchas cosas.
Petonets.

CINEXIM dijo...

Brgman estuvo locamente enamorada de Gary Cooper, pero según Spoto nunca fue correspondida. Con Hitchcock rodó en realidad tres películas, las ya mencionadas y Atormentada.

La relación de la Bergman con su marido e hija siempre me recordó mucho a la de Dietrich, lo que pasa es que Marlene nunca se separó.


Besos!!!

Voy a visitar a Miss Leigh

Susan Lenox dijo...

CINEXIM

No me extrana que la Bergman, estuvierá enamorada de Cooper, es lógico yo también lo estoy y cómo ella tampoco fui correspondida, jajaja; luego Cooper se enmoro del
caballo percheron de Patricia Neal
a veces la suerte de la fea, la bonita la desea.....

Besos !!!!

Uno dijo...

Yo mala memoria ya tengo, ahora a ver si se me pasa el catarro...
No sabía de su vida mas que el romance con Rosellini, tan sonado. ¡Ay ese Stromboli!..
En aquellos tiempos los remedios contra el cancer estaban en mantilas. Qué pena, qué gran actriz.

Un abrazo.
(espero que este comentario no se borre)

Saraiba dijo...

Que gran mujer!! La mayoría de las cosas qeu cuentas ya las conocía pero es bonito recordar a una figura tan emblemática como esta.

Susan Lenox dijo...

SARAIBA

Ingrid, fue una mujer inmensa, con un talento a juego, sufrió parte de su vida, es así.

miquel zueras dijo...

Me quedo con la Ingrid de "Luz que agoniza" entre muchos otros buenos papeles. Muy buena esa frase de "Para ser feliz..." ¿de quién es? Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Otra cosa, Susan y perdona que sea tan preguntón: parles català? Es que he visto tu comentario en el blog de Bargalloneta. Saludos. Borgo.

Susan Lenox dijo...

MIQUEL

LUZ QUE AGONIZA, para mi es d sus
mejores pápeles, junto a Charles Boyer, que me encanta.L a frase es de ella, creo suponer.
Miquel, soc madrileña, pero viu a Catalunya, entend el catala i tambe lo llegeixo, parlar, parlar, parlar he de fer un petit esforç.

Petons.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Gracias por difundir la figura de Ingrid Bergman, Casablanca es mi película preferida y adoro a la sueca. Un saludo.

Susan Lenox dijo...

UNO

Ves, no se ha borrado, Ingrid era una gran actriz y sufrió de lo lindo, lo de la amputación del brazo, es impresionante, yo no sé que habría hecho, en su caso, fue muy valiente.

Javier Simpson dijo...

Tenía muy claro desde jovencita lo que quería hacer.
La mujer tiene unas cuantas joyas ahí en su más o menos extensa fimografía.
Su apuesta por lo que le gustaba, neorrealismo, demostraba el tipo de mujer que era, una mujer de valores firmes, atrevida y de buen gusto.
Sonata de Otoño me la apunto también, como la que hizo con Sanders.

Un abrazo, Susan. Estupendo post sobre una de las más grandes…